lunes, 10 de octubre de 2022

Restauración postincendio: la asignatura pendiente de la gestión integrada del fuego

A los pyrofrikis nos gusta explicar los procesos con tres factores determinantes fundamentales, supongo que por deformación profesional del triángulo del fuego. Ya sé que esto no es así, pero da la casualidad que la gestión integrada del fuego también afecta a tres procesos temporales: lo que hacemos antes, durante y después del incendio que implica a las tres disciplinas básicas de la ingeniería del fuego, la prevención, la extinción y la restauración. Como sabéis, ahora soy profe asociado colaborando en la docencia de asignaturas de incendios de diferentes grados y másters de la Escuela de Montes de la UPM. La mayor cantidad de horas se dedican a comportamiento del fuego, planificación del riesgo y peligro, prevención, estrategias y tácticas de extinción, materiales y dispositivo, rematando el temario con UNA clase de restauración postincendio ¿estamos formando profesionales del fuego que ya tienen asumido que la restauración no es cosa suya? ¿por qué muchos servicios de extinción suelen integrar la prevención pero raramente la restauración entre sus competencias? En este caso ¿cual es la importancia y necesidad de la coordinación de los servicios de prevención, extinción y restauración?


sábado, 30 de julio de 2022

Forrest Gump y el incendio de Ateca

El pasado 22 de julio me llamaron de Aragón Radio para hablar del incendio de Ateca (Zaragoza) que, como alguno/a recordaréis, afectó a unas 12.000 ha según las estimaciones de nuestro amigo Celso Coco @eforestal, siendo uno de los más extensos de la historia reciente de Aragón. Lo más significativo de este incendio, además de la superficie afectada, fue la rapidez con la que lo hizo ya que, tras el inicio del incendio causado por obras forestales (objeto también de polémica y posibles denuncias), se quemaron rápidamente 500 ha en unas horas, 5000 ha en un día y finalmente más de 12000 en dos días. Estamos en las velocidades del frente que ya advertía Marc Castellnou en el último Congreso Forestal de 5-6 km/ha para las cuales se hace inviable cualquier estrategia de ataque directo (por intensidad) o indirecto (por velocidad). En este caso fue un incendio con alta incidencia del viento seco local, junto con la ola de calor que generó alta disponibilidad de combustibles. La aceleración del frente de llama por efecto del viento es algo más o menos intuitivo y lo intenté explicar con el símil de la fogata o la chimenea en las declaraciones que hice en directo para Aragón Radio que las podéis escuchar aquí



Como los lectores del blog ya sabéis mucho de estos temas que intentamos explicar para el gran público de la forma más divulgativa posible, aprovecho la oportunidad para reivindicar el modelo propuesto por Alexander y Cruz hace unos años que se denomina "La regla del 10%", un tipo de modelos denominados Rule of thumb en inglés, "reglas" no apoyadas estrictamente en explicación científica pero que son fáciles de aplicar y son útiles. Esto es, en incendios suficientemente intensos, el viento absorbe la mayor parte de la variabilidad de la velocidad de propagación, por tanto el viento local predice con bastante precisión la velocidad del frente de avance para un amplio rango de modelos de combustibles, tanto mejor a partir de cierta intensidad del incendio. Los ajustes de los datos de una gran cantidad de incendios y su validación posterior sugieren que el frente de llama corre aproximadamente al 10% de la velocidad del viento medido a 10 m (estación meteo). Es lo que llamo "el Forrest Gump de los modelos": sencillo, simple pero no por eso deja de ser bello y eficaz en muchas situaciones, sobre todo en incendios donde los fenómenos convectivos no son dominantes lo que dificulta generalmente la estimación de la velocidad local del viento.


Apuntes de Incendios Forestales (Montes-UPM)