sábado, 31 de diciembre de 2016

Tierra, viento y fuego: Greatest Hits 2016

Llega Año Nuevo y el momento de repasar el año que ha terminando. También el momento de los nuevos propósitos, aunque yo soy más de un Carpe Diem planificado, esto es, nuevos propósitos pero sin ser esclavo de lo que pusiste en un papel (o en una entrada). Si os apetece, acompañadme en este viaje por 2016 que ha traído alguna que otra sorpresa y si queréis me ayudáis con vuestros comentarios a mejorar cosas o proponerme temas para debatir o postear en 2017 ¡Allá vamos!

Fuente

El año comenzó con una nueva iniciativa de sección de Debates que ha resultado todo un éxito de participación y de lecturas entre enero y marzo de 2016. No en vano el debate sobre ¿Intervenir o no intervenir después de los incendios? estuvo en el top10 de Fuegolab hasta hace pocos días. Además de esta cuestión, planteamos también el Debate entre ¿Quemar o desbrozar? con la posterior Versión del Director (Moderador) y la necesaria cuestión de si ¿Es necesario recuperar lo agrario en ecosistemas forestales? Todas ellas superaron las 1000 lecturas y, lo que para mí es más interesante, generó un número de comentarios muy superior a los que habitualmente se hacen en los post de divulgación, lo que muestra la gran acogida de esta nueva sección. Este año empezaremos con otro debate a propósito de los fuegos de invierno en la Cornisa Cantábrica que ya se ha estado "calentando" en tuiter, con lo que espero también vuestra intensa participación.


Entre abril y septiembre me centré en las entradas divulgativas con dos bloques bien diferenciados: una serie de 3 entradas referidas al comportamiento del fuego extremo (Jimi Hendrix que están en los fuegos, ¿Puede un incendio forestal ser eruptivo como un volcán?) y la previsiones de este tipo de incendios ante la perspectiva del cambio climático (¿Por qué el cambio climático va a generar incendios más grandes y peligrosos?) y dos entradas más lúdicas sobre mi revisión forestal de El Quijote (Lo forestal en el Quijote y Humor, Tecnología y Madera) que pretendo ir ampliando poco a poco y me lo tomo como un proyecto a medio-largo plazo. Las entradas sobre el fuego eruptivo y el cambio climático ¡se han colado en los dos primero puestos de lo más leídos del blog! Está claro que estos temas os interesan y afortunadamente el blog tiene cada vez más adhesiones, retuits y redifusión en otros blogs y webs, con lo que está ayudando mucho a multiplicar las lecturas. Como siempre digo en estos repasos no dejáis de sorprenderme y si hace unos años superar las 1000 lecturas era (y sigue siendo) un éxito, ahora el listón sube a las 5000 lecturas. Gracias de verdad.

Ordenadores desde los que se ha accedido a Fuegolab en 2016 en el mundo y en la Península, Baleares y Canarias.
Fuente: Clustrmaps
El último trimestre del año se centró en el autobombo, con posts referidos a mis actividades profesionales aunque muchas de ellas muy relacionadas con el blog por dos razones: (1) algunos de los proyectos de investigación en los que estamos trabajando comenzaron con contactos a través de Fuegolab y (2) muchas de mis participaciones en charlas y conferencias se deben a la repercusión del blog más que a mis publicaciones científicas. De ambas razones me siento más que orgulloso porque eso significa que Fuegolab empieza a ser "marca" al margen del investigador del montón que está detrás.

El año ha terminado con la entrada del solsticio de invierno que se ha convertido en otro exitazo que ha subido al top10, Winter is coming: cuando el hielo trajo el fuego. Poco a poco estoy leyendo sobre paleobotánica y es un tema que me está gustando mucho...¿y si sale otra colaboración científica de estas entradas? Ahí lo dejo.

Quiero destacar algunas apariciones personales en los medios de comunicación que, como he comentado, en parte se deben a la actividad del blog. Con esto quiero decir que un proyecto personal se está convirtiendo en una herramienta de trabajo, muy por encima de mis expectativas en 2013 cuando puse en marcha Fuegolab, más como una terapia de desintoxicación personal que como una página profesional.

Reportaje de @garcirrey en el que opino sobre política e incendios como editor de Fuegolab

Mis propósitos para el nuevo año no son ambiciosos porque me ha ido bien haciéndolo así: aproximadamente una entrada al mes con espacio para el humor, la divulgación y el debate para comunicar ciencia forestal y tecnología aplicada a los incendios forestales: tierra, viento y fuego.  No obstante estoy abierto a sugerencias por cualquiera de los medios en los que podéis contactar (Feisbuk, Tuiter, i-meil o comentarios a esta entrada). Espero veros por aquí, en alguna colaboración científico-técnica o en cualquiera de mis bolos el próximo año. Feliz entrada en 2017.

Sois mi combustible.

¡Feliz Año! a bailar al ritmo de fuego de Earth, Wind and Fire y de sus seguidores del siglo XXI ¡A vivir 2017!




Licencia Creative Commons

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Grande también gracias a vosotros. Esto no tiene pinta de decaer en 2017 sino todo lo contrario. Por nuestra parte que no quede. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  2. Para que luego digan que los blogs han muerto! ¡Larga vida a FuegoLab!

    ResponderEliminar