lunes, 10 de junio de 2013

Confieso: "He sido abducido por el Congreso Forestal Español"

Quería dedicar esta entrada al Congreso Forestal Español (CFE), no sólo porque soy forestal, investigador y español, sino porque reflexionando un poco sobre mi carrera profesional me he dado cuenta que ha estado vinculada a este importante evento que se celebra cada cuatro años hasta el punto de que ya me siento CFE y por tanto admito mi abducción. Empieza el 6º Congreso que este año tendrá lugar en Vitoria-Gasteiz y que reunirá a más de 700 profesionales y estudiantes, todo un éxito teniendo en cuenta la difícil situación económica que atravesamos de la que no se libra el sector forestal.


Entre las tres acepciones de la RAE que tiene la palabra "abducir" la más conocida es la segunda:

2. tr. Dicho de una supuesta criatura extraterrestre: Apoderarse de alguien.
MORF. U. m. en la voz pasiva




(Escena final de "La invasión de los ultracuerpos", 1978)

Aunque a veces me sienta así de acosado por el lado oscuro de la ciencia para que desconecte de la realidad, prefiero pensar que estoy más en las otras dos acepciones de la abducción:

1. tr. Alejar un miembro o una región del cuerpo del plano medio que divide imaginariamente el organismo en dos partes simétricas.

3. tr. Dicho de una persona o de una creación humana: Suscitar en alguien una poderosa atracción.

Mis dos partes simétricas son la investigación y la gestión forestal, y el CFE ejerce un efecto catalizador del desmembramiento de mi parte investigadora y antisocial hacia la parte de gestión, que está más con los pies en el suelo. Qué decir tiene que la tercera acepción es la más romántica. No sé si poderosa, pero lo cierto es que no puedo evitar acudir al CFE cada cuatro años.

Como parte del comité científico de la mesa de incendios forestales he tenido la oportunidad de revisar y seleccionar parte de las comunicaciones. Ha sido muy enriquecedor a nivel profesional pero sobre todo ha sido emotivo a nivel personal. Cuando me incorporé al INIA en el año 2000 con un contrato temporal con cargo a un proyecto de investigación, el primer evento al que acudí fue al III Congreso Forestal Español en Granada (2001). 




Las actas del Congreso Forestal Español son de libre acceso
En aquella ocasión fui sin inscripción y, ahora que ya ha prescrito, puedo decir que me "colé" en las conferencias y gracias a antiguos profesores que tenían tickets de comida incluso me hice pasar por asistente "con papeles". Además, aunque acababa de incorporarme hacía unos meses, mis compañeras (en aquel momento mis "jefas") también me colaron como co-autor en una de las comunicaciones que se convirtió en mi primera publicación científica. Tras cuatro años de intenso trabajo, en el IV CFE de Zaragoza (2005) tuve la oportunidad de presentar la metodología que había utilizado en mi tesis doctoral para elaborar modelos de regeneración post-incendio. Por tanto, en esta ocasión el CFE fue un símbolo para cerrar un ciclo importante de mi vida y en general en la vida de cualquier investigador: la elaboración de su tesis. El período post-doctoral en el que seguí trabajando con cargo a proyectos europeos y finalmente como funcionario, también ha sido en el que hemos aumentado nuestra producción científica en consonancia con lo que estaba pasando en España en la época de las vacas gordas (2005-2009). Por tanto llega el 5º CFE de Ávila (2009) en el que, cómo no, se bate el récord de asistencia con más de 900 personas. Lo recuerdo como un "macro-evento" ya difícil de manejar por la cantidad de asistentes pero de la misma forma como una oportunidad de contactar con multitud de sectores que en otras ocasiones no se habían acercado al Congreso. En mi opinión es uno de los puntos fuertes del CFE, un foro de reunión cada 4 años, no sólo para contarnos nuestras historietas, sino para establecer un contacto directo y eficaz entre gestión, investigación y empresas. Es una forma en la que los investigadores salimos de la cueva y los gestores y empresarios se acercan a la I+D (o eso quiero pensar yo, quizás soy un poco iluso). 

Foto de grupo en el 5cfe de Ávila
El ciclo personal lo cierro en este #6cfe en el que me siento orgulloso de presentar las sesiones de la mesa de incendios (#iiff) el jueves y donde espero que se cumplan los objetivos mencionados. En época de crisis es un hecho que tanto la administración como las empresas están en mayor disposición de hablar, contactar y establecer alianzas que beneficien a todos. En un campo tan sensible como es el sector forestal en el que hay multitud de actores implicados y en el que se debe compatibilizar los usos y aprovechamientos con la conservación y la gestión sostenible de las masas forestales, es imprescindible la I+D y su aplicación por parte de los servicios forestales y empresas. Espero que este CFE sea un acicate para impulsar alianzas en este sentido y que se consolide como referencia y punto de encuentro del sector forestal. El salto cualitativo que hemos dado este año (veis que ya no hablo del Congreso en tercera persona, se ha producido la abducción) es el contacto con la sociedad y la divulgación científica y técnica. Se espera que, igual que ocurrió en Ávila, el 6cfe sea un acontecimiento importante para Vitoria-Gasteiz y así lo están procurando las autoridades locales y la propia organización. Es importante que la población sepa que somos de carne y hueso, que somos gente normal (algunos un poco frikis, pero hoy día quién no lo es a su manera) y que gran parte de las medidas que proponemos dependen de que haya una demanda social que le pida a nuestros responsables políticos cambios eficaces en la política de gestión del territorio en general y del mundo agrario y forestal en particular. Por tanto os invito a que vengáis a Vitoria esta semana a conocernos en carne y hueso, a que cotilleéis el twitter @congresoforesta y el hashtag #6cfe y os daréis cuenta que hablamos el mismo idioma, que puede haber pequeñas discrepancias profesionales y científícas pero que en lo esencial estamos de acuerdo en que lo prioritario es el desarrollo rural y la conservación y uso sostenible de nuestros #bosques.  Si el CFE ha servido como hilo conductor de la carrera de este investigador del montón, también puede serlo del sistema Investigación-Gestión-Empresas. En cambio el éxito no depende del Sistema, depende de las personas, depende de todos/as los que deseamos unos bosques para el futuro y una población implicada en su conservación.

Si os gustan mis entradas podéis apoyarme en los premios Bitácoras 2014 en la categoría de Ciencia, el mundo forestal y medioambiental debería estar bien representado aunque compitamos contra los gigantes de la ciencia básica. Gracias como siempre por vuestro estímulo.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported

2 comentarios: