domingo, 14 de octubre de 2018

¿Los pinares invasores son de derechas?

>>>Debate

El pasado jueves 4 de octubre compareció en la comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado el profesor Luis Gil con un objetivo muy concreto: intentar conseguir que el nuevo Ministerio de Transición Ecológica elimine de su página web la clasificación como "invasor" de los pinos de los arenales costeros. Esta clasificación que data de 2011 y que no tiene ningún carácter legal, es producto de un trabajo de "documentación" encargado por el antiguo Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino. Por razones que desconozco esto ha vuelto a salir a la palestra mediática y ha desencadenado una oleada de protestas en redes sociales por parte, curiosamente, del colectivo forestal (¿por qué otros colectivos científicos no se han indignado?) que ha concluido con la mencionada comparecencia. En esta entrada que recupera la sección de Debates y que tenía un poco abandonada, quería plantearos varias cuestiones que me han surgido a raíz de la visualización de la comparecencia de Luis Gil (que os recomiendo cuando tengáis una horita libre) que desde mi punto de vista ha dejado aflorar algunas otras cuestiones que creo interesantes ¿me acompañas?

Fuente: Senado de España

Sobre la ficha 19 objeto de la polémica

Pongámonos en antecedentes para los que no hayáis estado al tanto de la polémica. En la página web del nuevo Ministerio de Transición Ecológica se ha publicado, entre otras estrategias, el "Plan de Control y Eliminación de especies vegetales invasoras de sistemas dunares". En este documento se recogen una serie de fichas de especies invasoras de dunas costeras, entre las cuales se nos muestra en la Ficha 19 a los pinos carrasco, piñonero y negral o resinero como "invasores" de estos ecosistemas ya que han sido artificialmente extendidos por la mano del hombre, objeto de esas "malditas" repoblaciones franquistas (esto es de mi cosecha pero después veréis por qué lo digo). Sin entrar en el tema de si los pinares costeros son autóctonos o no, asunto que la comparecencia de Luis Gil demuestra más que sobrada, diría yo que apabullantemente, me voy a centrar en los supuestos "impactos" por los que se considera que estos pinares son invasores y que por tanto, nada menos que deberían ser ELIMINADOS mediante tala (sí, sí, habéis leído bien, el ministerio mandando cortar árboles). Vamos por partes.



La ficha dice en su apartado IMPACTOS:

"Los principales impactos que producen estas plantaciones consisten en la modificación del hábitat por deposición de acículas y acidificación del suelo y por disminuir la luminosidad, con la consiguiente pérdida de vegetación dunar"

Ante esta sesuda reflexión le sigue la consecuencia más lógica en el apartado ELIMINACIÓN y CONTROL:

"La tala es el método más efectivo al no brotar de cepa. Es conveniente el arranque con maquinaria de todo el cepellón"

O sea que el mayor problema que ve el iluminado que hizo esta ficha es que falta iluminación...os dejo unos segundos para reflexionar...3, 2, 1, ¡bingo! y el autor se dio cuenta que cortar es una manera de mejorar la iluminación de la superficie dunar (con cepellón incluido, que por lo visto también da sombra, yo ya veo ahí algo de "ensañamiento" personal que roza el "racismo botánico"). Lo que no tuvo en cuenta el autor es que hay una disciplina de más de 200 años que se dedica precisamente al manejo de la "luz" en los ecosistemas mediante la corta de los árboles o también llamada 

S-E-L-V-I-C-U-L-T-U-R-A

Dentro de los impactos posibles también se comenta que los pinos constituyen un problema para el enebro marino y la sabina rastrera por "ensombrecimiento y desaparición de insectos polinizadores". Al margen de que lo de los insectos me parezca discutible y no sé si hay base científica para que el autor haya hecho esa afirmación, vuelve a ser la "sombra" el problema ¡como si eso fuera un problema para la selvicultura! A donde quiero llegar con este razonamiento es que no creo en absoluto necesario eliminar estos pinares si se quieren "naturalizar" sino que precisamente, y como ocurre en la mayoría de nuestras repoblaciones, lo que les hace falta es SELVICULTURA.







Dos visiones del mismo ecosistema ¿lo prefieres en blanco y negro o en color? ¿visión NODO, versión TVE PP o versión TVE PSOE? Yo prefiero la versión TVE de El Bosque Protector
Fotografías fuente: Miggrado






Sobre la comparecencia de Luis Gil en el Senado

De la conferencia de Luis Gil en el Senado extraigo varias conclusiones y sensaciones personales tras el visionado de la misma que os comento en orden cronológico:

  1. A sus Señorías les interesa más bien poco este tema porque la asistencia a la misma fue testimonial 
  2. Luis Gil demuestra brillantemente que los pinares son autóctonos en ecosistemas dunares de la Península Ibérica, Baleares y Canarias, apoyándose en datos paleobotánicos y fuentes históricas. Su desaparición prácticamente total fue exclusivamente debida al hombre, por la sobreexplotación de la madera para fabricación de barcos, calafateo, unido a la presión del sobrepastoreo y los incendios que impidió su regeneración natural.
  3. De entre sus Señorías que tuvieron el honor de asistir sólo el Senador del PP se había preparado la comparecencia. El único inconveniente es que se limitó a leer un documento que tenía preparado y que olía a wikipedia por todo lados con el único objetivo de reivindicar las bonanzas de las repoblaciones franquistas. Sin desmentir su argumentación, que leída fríamente puede ser más o menos correcta, el tono de la intervención dejó bastante que desear ya que, lejos de ser constructivo, lanzó una "puya" al Gobierno diciendo si es que consideran que "los pinos son de derechas".
  4. El Senador del PSOE que llegó tarde y que claramente estaba en otras cuestiones se vio sorprendido por esa acusación y su intervención no hace otra cosa que dar una tremenda vergüenza ajena porque se desvía del tema y le pregunta a Luis Gil sobre los horrorosos eucaliptos que están asolando la biodiversidad de su tierra, Galicia. La misma vergüenza me dio la Senadora del grupo de Podemos que no preguntó ni comentó nada y su Señoría del grupo mixto que ni apareció por la sala.
  5. Tras la estupefacción del Senador del PSOE, su colega del PP intervino empeorando aún más su intervención anterior puesto que empezó a relatar una serie de cuestiones sobre gestión forestal, guardería forestal y medios de extinción de incendios todos ello de forma inconexa y sin venir al caso con el ánimo que Luis Gil le ratificara sus reivindicaciones y fue recriminado por el Presidente de la Sala porque se había salido del tema de la comparecencia.
  6. Finalmente Luis Gil, entre sonrisas, sobre los eucaliptos del PSOE y los pinos del PP, y sin entrar en mucha más polémica, dejó claro que "el odio al pino" procede del ambiente surgido en las escuelas de Biológicas en la transición, sobre todo tras la publicación del mapa de series de vegetación de Rivas Martínez que, por otra parte, la paleoecología ha demostrado que no es correcto. En definitiva, el "odio al pino" procede de la docencia de la fitosociología en todas las escuelas de Biología en los años 1980s,  y de que muchos de los profesionales que estudiaron en esos años llegaron a puestos importantes en la administración o de la política y por tanto dieron una visión errónea de los pinares en documentos legales, ideas que también fueron transmitidas a la sociedad. Si a ello le añadimos que Franco se apropió del Plan General de Repoblaciones, ideado y desarrollado desde principios del siglo XX y plasmado en documento en la época de la República (de la misma manera que Hitler se apropió de Wagner) tenemos el "cóctel" perfecto para que algunos políticos interesados consideren que los "malditos pinos son de derechas" o de, por el contrario, deban echárselo en cara a sus adversarios.
  7. Como en todo en la vida, las medias verdades son las peores. Muchas repoblaciones de la época de Franco fueron desastrosas y otras no. Como bien explicó también Luis Gil, el objetivo fundamental de Franco era dar jornales y contener a la población hambrienta en las zonas rurales, por tanto el Plan General de Repoblaciones fue una herramienta que se encontró hecha y que le vino de perlas, por tanto muy alejada de intereses ecológicos, ni siquiera de intereses productivos en muchos casos.
  8. Después de toda la polémica sobre los "pinos de derechas" al único que escuché decir que por favor quitaran de la página web del Ministerio la ficha nº 19, fue al propio Luis Gil. Ni siquiera el senador del PP tan elocuente en su discurso fue capaz de hacer cosntar esa petición que entiendo que era el objetivo de la comparecencia.
¿Qué os parece? Es vuestro turno. Espero vuestros comentarios, ya sea sobre la ficha 19 o sobre la visión política del asunto que afloró en el turno de preguntas y que deja en evidencia las heridas abiertas entre dos profesiones (Biólogos e Ingenieros de Montes) que parece no haberse cerrado aún. Efectivamente, la restauración tras el incendio del P.N. de Doñana de 2017 dejó también patente esta problemática y puso en evidencia las diferentes visiones sobre lo que deben ser nuestros ecosistemas dunares, así como el papel de los pinares ¿Es posible una selvicultura que permita la convivencia de todas las especies o pensáis que es necesario cortar y sacar de cepa todos los pinares costeros tal como sugiere el Ministerio?

Lecturas adicionales:


Doñana posincendio por @jgpausas


9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. El nivel de los comparecientes muestra el interés en la gestión forestal que tienen, la gestión forestal no da votos porque piensan a corto plazo, máximo a cuatro años y los pinos no entienden de política. La paleobotánica y el águila imperial lo tienen claro "pinos si"

    ResponderEliminar
  3. La respuesta es obvia...así que ni me molesto.
    Con el mismo argumento podrían clamar por la tala y descepado de todos los pinares de España...Los fabulosos pinares de Segovía, Cuenca, Soria...Por supuesto los de la España Atlántica...Ya de paso, parar la rentable resinación que ha vuelto a dar vida a muchas comarcas rurales y terminar con la explotación del fruto del piñonero, que sería como aliarse con el "invasor".
    Sobre la guerra "Biólogos" vs "Forestales", creo que es menos intensa que en décadas anteriores. Por lo menos a nivel de "calle". El Forestal, hoy es un poco más biólogo que antaño, que falta hacía, y el Biólogo, es más "selvicultor" que hace dos décadas.
    Dicho esto, no se puede negar las tristes polémicas "academicistas" que aun perduran y que no esconden más que corporativismos, deseos de acotar el conocimiento a parcelas de no se sabe muy bien que...ete
    Para terminar, me voy a mojar...más: Ni creo que el Eucalipto sea una planta invasora como últimamente están empeñados en hacernos creer...ni considero que todas las plantas incluidas en los diferentes "Catálogos" esparcidos por todo nuestro país, sean verdaderamente "invasoras"
    Me asombra que se obvie o se quiera ocultar que algunas de las plantas denominadas invasoras, no son más que especies que se han extendido hasta provincias o comunidades cercanas sin el "pasaporte" correspondiente debido al lento pero inexorable cambio en las condiciones climáticas locales y no tan locales que venimos sufriendo...Peor todavía es el caso de especies que, estando instaladas desde centenares, incluso millares de años,debido a los factores anteriormente citados y a la elevada recurrencia de IIFF y otras acciones (como los grandes movimientos de tierra producidos en la "obra civil", alteraciones de caudal y cauces de nuestros ríos)...han pasado a protagonizar un paisaje que ahora les empieza a ser más favorable.

    ResponderEliminar
  4. Racismo botánico y pinos de derechas (será por lo de porte en bandera?) como nota de humor, teniendo en cuenta que la Administración no pasa por su mejor momento y que este caso es uno de los muchos que suceden a diario en entornos forestales y por ende en el medio rural. Mientras tanto quedamos a la espera de esta corrección aunque quédase en fe de erratas.

    ResponderEliminar
  5. Lo deseable es que se retire la ficha y se reconozca, científicamente hablando, la función de los pinares en estos ecosistemas dunares.
    Lo triste (bochornoso diría yo) es el de interés y escaso conocimiento de la clase política sobre asuntos forestales que luego critican abiertamente, sean del color que sean.
    También debiéramos hacer autocrítica ya que los forestales no nos destacamos por nuestro compromiso político.

    ResponderEliminar
  6. Os animo a que escribais sobre el tema del eucalipto y las frondosas, su comportamiento al fuego.
    Yo tengo eucaliptos y pienso que es un tema que se está exagerando bastante (sobre todo aquí en Galicia) y mi opinión es que la defensa de las viviendas debe basarse en cortafuegos no en franjas de gestión de biomasa (no las cumple ni la propia Xunta).
    Pero me gusta ver la opinión de todo el mundo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Je, je, lo que se evidencia de todo ello es que nuestros políticos siguen sin enterarse de muchas cosas y sin dar la talla. En cuanto a los pinos, creo que ya hace tiempo se argumento cientificamente sobre lo "autóctono" de los pinos de Valsain, de los piñoneros en otras zonas, de los halepensis en nuestro litoral, etc. etc. Todo ello además de la sombra y el oxígeno que generan, de que defienden los suelos, las dunas, de su belleza, etc etc...sobran otros argumentos.

    ResponderEliminar
  8. La comparecencia es un buen reflejo de lo que ocurre en la sociedad: una persona con conocimientos y capacidad explica un problema que es rebatido por otros que ni tienen capacidad ni conocimientos, pero que son los que acaban decidiendo.
    En fin.
    Lo de la ficha 19 no tiene un pase, porque parece elaborada para justificar posteriores desmanes. El carro delante de los bueyes.

    ResponderEliminar
  9. Un dato interesante, que no debería pasarse por alto, es que D. Luis Gil además de Ingeniero de Montes es Biólogo y lo comentó en su comparecencia.
    Y como yo veo un paralelismo, me gustaría comentar como los médicos han conseguido desterrar la medicina alternativa o pseudomedicina (mediante Real decreto) y nosotros no conseguimos llevar el debate en nuestro campo al terreno científico. Aquí todo el mundo opina sobre ecología, incendios o eucaliptos sin que ni siquiera se oiga (y menos escuche) nuestra opinión. Por eso me gusta que haya gente con iniciativas como este blog para opinar, debatir y difundir ideas con criterio.

    ResponderEliminar